limpia.es.

limpia.es.

Cómo limpiar el microondas con facilidad y rapidez

Cómo limpiar el microondas con facilidad y rapidez

Introducción

El microondas se ha convertido en un electrodoméstico esencial en la mayoría de hogares. Sin embargo, es común que se acumulen manchas, restos de comida y grasa debido a su uso diario. Es importante limpiar el microondas regularmente para mantenerlo en buenas condiciones y evitar la acumulación de bacterias que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. En este artículo, te explicaremos cómo limpiar el microondas con facilidad y rapidez.

¿Qué necesitas?

Antes de comenzar con la limpieza del microondas, es importante contar con los materiales adecuados. Para limpiar el microondas, necesitarás:
  • Un recipiente apto para microondas
  • Agua
  • Algunas rodajas de limón
  • Una esponja
  • Detergente para lavar platos
  • Toallas de papel

Cómo limpiar el microondas

Paso 1: Limpieza exterior

Lo primero que debemos hacer es limpiar la parte exterior del microondas. Para ello, humedece la esponja con agua y añade una pequeña cantidad de detergente para lavar platos. Limpia suavemente la superficie exterior del microondas, incluyendo los botones y la pantalla. Para las manchas más difíciles, frota suavemente con un cepillo de dientes viejo.

Paso 2: Limpieza interior

Para limpiar el interior del microondas, llena el recipiente apto para microondas con agua y agrega algunas rodajas de limón. Coloca el recipiente en el microondas y caliéntalo durante uno o dos minutos, dependiendo de la potencia de tu microondas. El vapor generado por el agua y el limón ayudará a suavizar la suciedad y a desprenderla de las paredes del microondas.

Paso 3: Limpieza de la bandeja giratoria

La bandeja giratoria es una de las partes más importantes del microondas y también una de las más propensas a acumular suciedad y manchas de comida. Para limpiarla, remuévela del microondas y lávala con agua y detergente para lavar platos. Si la suciedad persiste, puedes utilizar un cepillo de dientes viejo para frotarla con suavidad.

Paso 4: Limpieza de las esquinas

Las esquinas del microondas son las zonas más difíciles de limpiar debido a su forma y ubicación. Para limpiarlas, utiliza la esponja humedecida con agua y detergente y frota suavemente las esquinas. Si la suciedad persiste, puedes usar un cepillo de dientes viejo para frotar con cuidado.

Paso 5: Secado y mantenimiento

Una vez que hayas limpiado el microondas, utiliza toallas de papel para secar la bandeja, las paredes y la puerta del microondas. Asegúrate de no dejar ninguna zona húmeda, ya que esto puede fomentar la aparición de bacterias. Para mantener el microondas limpio, es recomendable limpiarlo cada vez que se utilice si se han producido salpicaduras.

Consejos adicionales

- Si el microondas tiene manchas persistentes en el interior, puedes utilizar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua para limpiarlo. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con una taza de agua caliente y frota suavemente las manchas con un paño o esponja. - No utilices productos de limpieza abrasivos, ya que pueden dañar la superficie del microondas. - Si el microondas está muy sucio, es posible que necesites repetir los pasos para limpiarlo por completo.

Conclusión

Limpiar el microondas regularmente es esencial para mantenerlo en buen estado y prevenir la acumulación de bacterias. Con los materiales adecuados y siguiendo los pasos mencionados, puedes limpiar el microondas de forma fácil y rápida. Al limpiar el microondas con regularidad, asegurarás que tu hogar esté libre de gérmenes y que el microondas funcione de manera óptima.