limpia.es.

limpia.es.

La importancia de limpiar el lavavajillas

La importancia de limpiar el lavavajillas

Introducción

En el hogar, la limpieza es una de las tareas más importantes y necesarias que debemos realizar para asegurar un ambiente saludable y cómodo. Sin embargo, muchas veces olvidamos que una correcta limpieza no se limita a lo que podemos ver a simple vista, sino que también incluye aspectos menos evidentes como mantener los electrodomésticos en buenas condiciones. En este artículo, nos enfocaremos en la importancia de limpiar el lavavajillas.

¿Por qué es importante limpiar el lavavajillas?

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más usados en la cocina y, aunque su función principal es lavar los platos, tazas y cubiertos, también cumple un papel fundamental en la eliminación de los gérmenes y bacterias que pueden acumularse en estos objetos. Por esta razón, mantener limpio el lavavajillas es crucial para garantizar la higiene en nuestra cocina y prevenir enfermedades y alergias que podrían afectar nuestra salud. Además, un lavavajillas sucio y mal cuidado puede provocar olores desagradables y problemas de funcionamiento, lo que podría generar mayores gastos en reparaciones o incluso tener que reemplazar el electrodoméstico antes de lo previsto.

Cómo limpiar el lavavajillas

A continuación, te presentamos una guía detallada sobre cómo limpiar el lavavajillas de manera efectiva:

Paso 1: Limpieza general

Antes de comenzar a limpiar el interior del lavavajillas, es importante hacer una limpieza general en la zona externa y en los bordes de la puerta. Para hacerlo, necesitarás un paño de microfibra o una esponja suave y agua tibia con un poco de detergente suave. Luego, debes seguir los siguientes pasos:
  • Humedece el paño o esponja en el agua con detergente
  • Pasa el paño o esponja por toda la superficie externa del lavavajillas, incluyendo el panel de control, los bordes de la puerta y los laterales
  • Enjuaga el paño o esponja con agua limpia y escurre bien
  • Repasa toda la superficie con el paño o esponja humedecido en agua limpia para eliminar los restos de detergente
  • Seca con un paño seco y limpio

Paso 2: Limpieza del filtro

El filtro del lavavajillas es un componente clave para asegurar que el electrodoméstico funcione correctamente y para evitar que queden residuos de comida y suciedad en los platos. Por esta razón, es importante limpiarlo regularmente. Sigue estos pasos:
  • Busca el filtro ubicado en la base del lavavajillas, debajo del brazo rociador inferior
  • Retira el filtro y verás que tiene varios componentes, como la malla filtrante y el soporte
  • Retira los restos de comida y suciedad que pueda haber atrapados en la malla filtrante y en el soporte. Para hacerlo, puedes utilizar un cepillo de dientes viejo o una esponja suave
  • Lava todo el filtro con agua tibia y detergente suave
  • Enjuaga y seca con un paño limpio

Paso 3: Limpieza del interior del lavavajillas

Para limpiar el interior del lavavajillas, necesitarás algunos elementos como vinagre blanco, bicarbonato de sodio y un cepillo suave. Sigue estos pasos para limpiar eficientemente el interior:
  • Vierte una taza de vinagre blanco en el compartimiento del lavavajillas destinado al detergente
  • Cierra la puerta del lavavajillas y ejecuta un ciclo de lavado completo con agua caliente (preferentemente a 60-70°C) y sin detergentes ni platos en su interior
  • Cuando se complete el ciclo, retira los restos de comida y suciedad que puedan haber quedado en las paredes interiores y los bordes con un cepillo suave
  • Más tarde, espolvorea una taza de bicarbonato de sodio en la parte inferior del lavavajillas y vuelve a realizar un ciclo completo con una carga pequeña de platos, otra vez sin detergente
  • Por último, limpia las paredes y los bordes del lavavajillas con un paño humedecido en agua con un poco de detergente suave. Enjuaga y seca con un paño limpio

Cuidados y mantenimiento

Para prolongar la vida útil del lavavajillas, es importante llevar a cabo ciertas medidas de cuidado y mantenimiento. Estas son algunas recomendaciones:
  • No sobrecargues el lavavajillas. Asegúrate de no cargarlo más allá de su capacidad recomendada para evitar problemas de funcionamiento y de limpieza
  • Limpia los restos de comida y suciedad de los platos antes de cargarlos en el lavavajillas. Esto ayudará a mantener la eficacia de la limpieza del electrodoméstico y evitará que los restos se acumulen en el filtro
  • No utilices detergentes agresivos o abrasivos en el lavavajillas. Usa siempre detergentes suaves recomendados por el fabricante del electrodoméstico. Además, no utilices productos químicos como lejía en el lavavajillas, pues podrían dañar tanto el filtro como las piezas de plástico del interior
  • Limpia el lavavajillas de forma regular, al menos una vez al mes. De esta manera, podrás prevenir la acumulación de suciedad y alargar su vida útil

Conclusión

Mantener el lavavajillas limpio y en buenas condiciones es esencial para garantizar un hogar saludable y cómodo. A través de los pasos y recomendaciones que hemos proporcionado, deberías ser capaz de mantener tu lavavajillas en perfecto estado, para evitar problemas de limpieza y funcionamiento que podrían dañar tanto tu electrodoméstico como tu salud. Recuerda siempre seguir las instrucciones del fabricante, y si tienes algún problema, no dudes en buscar asesoramiento profesional.