limpia.es.

limpia.es.

Redecora tu habitación y hazla más fácil de limpiar

Redecora tu habitación y hazla más fácil de limpiar

Redecora tu habitación y hazla más fácil de limpiar

Tu habitación es uno de los lugares más importantes en tu hogar; es tu santuario donde puedes escapar del mundo, relajarte y recargar energías después de un largo día de trabajo o estudio. Pero también es el lugar donde acumulas cosas y donde el desorden se apodera poco a poco de cada rincón. ¿Te suena familiar? Si es así, quizá sea hora de redecorar tu habitación y hacerla más fácil de limpiar. En este artículo, te daremos algunos consejos para lograrlo.

1. Empieza por deshacerte de lo innecesario

Antes de empezar a pensar en decorar tu habitación, es importante que te deshagas de todo lo que no necesitas. De esta forma, reducirás la cantidad de cosas que tendrás que mantener limpias y ordenadas en el futuro. Toma un fin de semana y haz una limpieza profunda de tu habitación. Separa lo que no te sirva o no uses con frecuencia y dona, recicla o vende lo que sea posible.

2. Elige muebles con líneas simples

A la hora de elegir los muebles para tu habitación, opta por aquellos con líneas simples y rectas. Además de ser más modernos y minimalistas, permiten que la habitación tenga una apariencia más ordenada y limpia. Evita los muebles con adornos o detalles que sean difíciles de limpiar o mantener.

3. Usa muebles con almacenamiento incorporado

Los muebles que tienen almacenamiento incorporado son una excelente opción para mantener tu habitación organizada y siempre lista para recibir visitas. Por ejemplo, una cama con cajones debajo te permitirá guardar sábanas, toallas y otros objetos que normalmente ocuparían valioso espacio en los armarios. Un escritorio con cajones también te ayudará a mantener tus papeles y útiles escolares en orden.

4. Elige cortinas fáciles de limpiar

Las cortinas pueden acumular polvo y suciedad con facilidad, por lo que es importante elegir aquellas que sean fáciles de limpiar. Las de materiales sintéticos, como el poliéster o el nylon, son más resistentes a las manchas y se pueden limpiar fácilmente con una toalla húmeda o en la lavadora. Si prefieres las cortinas de tela, opta por aquellas que se puedan lavar en seco.

5. Utiliza contenedores para organizar tus cosas

Los contenedores, cajas y canastas son elementos geniales para mantener tus cosas organizadas y evitar que se amontonen en un solo lugar. Por ejemplo, puedes guardar tus accesorios de maquillaje en una caja con divisiones, o poner tu ropa interior y calcetines en canastas separadas. Procura etiquetar cada contenedor para que sepas fácilmente lo que hay dentro.

6. Usa colores claros en las paredes

Los colores claros como el blanco, el beige o el gris claro, pueden hacer que tu habitación parezca más amplia y luminosa. Además, son más fáciles de limpiar que los colores más oscuros ya que se pueden ver las manchas con mayor facilidad. Si quieres agregar un poco de color, hazlo a través de detalles como cojines, lámparas o cuadros.

7. Elige revestimientos de piso fáciles de limpiar

Al igual que las cortinas, un revestimiento de piso puede acumular mucha suciedad. Si es posible, evita los alfombras o aquellos revestimientos de piso que sean difíciles de limpiar. Por el contrario, opta por pisos de madera, laminados o cerámicos, ya que son más fáciles de barrer o pasar un paño húmedo. Si te gusta la sensación de una alfombra, coloca una pequeña en un área específica.

8. No acumules cosas en la superficie de los muebles

Finalmente, una de las mejores formas de mantener tu habitación ordenada y fácil de limpiar es asegurarte de que no haya cosas acumuladas en la superficie de los muebles. Evita dejar ropa, objetos personales o papelería suelta sobre la cama, el escritorio o las mesas de noche. En su lugar, utiliza los contenedores que mencionamos anteriormente para mantener todo en orden.

En resumen, redecorar tu habitación de manera inteligente puede hacer que la mantengas siempre ordenada y limpia. Empieza por reducir la cantidad de cosas que tienes y asegúrate de que los muebles y demás elementos que elijas sean fáciles de mantener. Además, aprovecha al máximo el espacio de almacenamiento con contenedores o muebles incorporados. ¡Con estos consejos, tu habitación será un lugar para descansar y no para preocuparte por la limpieza!