limpia.es.

limpia.es.

Secretos para limpiar después de una noche de juegos de mesa

Secretos para limpiar después de una noche de juegos de mesa

Introducción

Los juegos de mesa son una excelente manera de pasar una noche divertida con amigos y familiares. Ya sea que estés jugando Monopoly, Ajedrez o cualquier otro juego, es probable que haya algo de desorden y suciedad después de la noche de juego. Es posible que tengas fichas de póquer esparcidas por el suelo, vasos vacíos en la mesa y migajas de comida en el sofá. En este blog, te proporcionaremos algunos secretos para limpiar después de una noche de juegos de mesa y asegurarte de que tu hogar quede impecable.

Prepara el espacio de juego

Antes de comenzar a jugar, debes preparar el espacio para minimizar el desorden y la suciedad. Esto incluye establecer una superficie adecuada para el juego, como una mesa grande y limpia. Si hay bebidas o bocadillos, asegúrate de tener suficientes platos y vasos a la mano, y cubre la mesa con una tela protectora para evitar manchas. También es una buena idea tener un lugar designado para los jugadores para guardar sus pertenencias personales, como chaquetas o bolsos. De esta manera, no interferirán con el juego y no habrá artículos de más que se pierdan en el desorden.

Consejos para limpiar después de la noche de juego

1. Limpieza en seco

Una vez finalizado el juego, lo primero que debes hacer es recoger cualquier pieza del juego que esté en el suelo o en lugares de más. Esto incluye las fichas del póquer, las monedas o dados, todas estas cosas deben guardarse en su lugar específico dentro de la caja del juego. Si tienes alfombras, también es una buena idea hacer una limpieza en seco para eliminar las migas, pelusa o cualquier otro pequeño objeto que se haya acumulado. Puedes hacerlo con un cepillo o una aspiradora portátil. Si tienes la oportunidad de hacerlo ese mismo día, es recomendable mantener las piezas del juego por separado y envueltas hasta la siguiente sesión de juego, para que no se acumule demasiado polvo.

2. Haz una limpieza profunda en la mesa

Limpiar la mesa es una de las tareas más importantes después de una noche de juego. Si hay manchas o derrames, asegúrate de limpiarlos de inmediato, para evitar que se adhieran a la superficie de la mesa. Si dejas los residuos y manchas, podrían dañar tu mesa. Para limpiar la mesa, primero debes retirar cualquier objeto de vasos vacíos, servilletas, migajas, etc. Luego, limpia la superficie con un paño húmedo y un limpiador suave. Si la mesa es de madera, asegúrate de utilizar una solución específica para madera. Una vez que hayas terminado, seca la mesa con un paño suave y limpio.

3. Limpieza de los platos y vasos

Los vasos vacíos y platos usados son otro desorden común después de una noche de juego. Si tienes un lavavajillas, asegúrate de cargarlo y limpiar todo lo que se pueda. Si no tienes lavavajillas, asegúrate de enjuagar los platos y vasos por completo y dejarlos remojando en agua caliente y jabón hasta que puedas limpiarlos por completo. Si están muy manchados, puedes usar un limpiador específico para eliminar las manchas y la mugre. Asegúrate de secar todo antes de guardarlo en su sitio, ya que el agua restante puede causar nuevos problemas en tus objetos de cocina.

4. Limpieza de los cristales y ventanas

Durante la noche de juegos, es posible que se acumule polvo en tus ventanas y cristales. Para limpiarlos de manera eficiente, primero debes aspirar o cepillar la suciedad y el polvo del vidrio. Luego, lava las ventanas con un limpiador de cristales y un paño suave y limpio. Asegúrate de secar con un trapo suave y limpio para evitar manchas y marcas. Si tienes cortinas o persianas, también es una buena idea limpiarlos después de una noche de juegos para eliminar el polvo y la suciedad acumulada. Puedes hacerlo con una aspiradora con un cepillo de polvo adjunto o un plumero.

5. Limpieza de los cojines y sofás

Las almohadas y cojines son otros artículos que pueden acumular suciedad después de una noche de juegos. Si tienes fundas desmontables, puedes lavarlas en la lavadora después de quitarlas de los cojines. Si no se pueden lavar, usa un limpiador de tela y un cepillo suave para quitar la suciedad y las manchas. Para el sofá, puedes usar una aspiradora con un cepillo suave para limpiar la suciedad y los residuos de alimentos. También es una buena idea utilizar una solución específica para la tela del sofá para eliminar las manchas y la suciedad. Asegúrate de secar todo antes de volver a colocar los cojines y almohadas en su lugar.

Conclusión

Después de una noche de juegos de mesa, limpiar puede parecer una tarea abrumadora. Sin embargo, siguiendo estos consejos, podrás hacerlo de manera rápida y efectiva. Recuerda que es importante hacer una limpieza en seco primero, antes de hacer una limpieza profunda. También es una buena idea preparar el espacio de juego de antemano, para minimizar la suciedad y el desorden. Siguiendo estos secretos para limpiar después de una noche de juegos de mesa, mantenerás tu hogar impecable y listo para la próxima vez que quieras invitar amigos y familiares a jugar.